Los protagonistas sois vosotros

 

Dicen que no aprendes algo de verdad hasta que eres capaz de enseñarlo con claridad. Estructurar las ideas, pensar qué vas a contar y cómo lo vas a hacer. Y normalmente conlleva muchas horas de preparación, revisión de materiales e investigación. Y por si fuera poco, siempre hay mucho en juego. Un riesgo que afecta a nuestra marca como cada vez que un cliente no queda absolutamente satisfecho con tu trabajo.