Superpalabras para 2015

 

Estoy convencida de que las palabras son mágicas porque influyen en nuestro estado de ánimo y nos traspasan por ósmosis un poco de sus superpoderes. Si podemos ponerle palabras a una realidad positiva, la vida se encargará de que suceda. Por ello, para 2015, quiero regalaros seis palabras confiando en que vayan tomando vida y se conviertan en hermosas vivencias para cada uno de vosotros.

 

ATREVERSE por fin a dar ese paso tantas veces pospuesto. Atreverse a pisar fuerte, a alzar la voz y defender aquello en lo que crees, aunque tiembles y el miedo te traicione. Atreverse a coger el toro por los cuernos, a seguir tirando hacia delante, a no rendirse, a levantarse si toca. Atreverse a vivir con plenitud todos los momentos de tu vida. Atreverse a ser feliz y a disfrutar cada instante.

 

DESCUBRIR que existen otros mundos posibles, que nada es inamovible, que el futuro lo podemos modelar y que cada uno de nosotros individualmente cuenta. Descubrir, por ejemplo, que en los recovecos, pero de forma simultánea, conectada y global, han surgido alternativas que dan prioridad al bien común y devuelven el protagonismo a las personas frente al mercado o al dinero. Descubrir que nacen incesantemente proyectos increíbles en nuestra propia ciudad y que las utopías pueden ser reales y factibles.

 

COLABORAR para sumar capacidades, para crear cosas nuevas, para aunar diferentes puntos de vista. Colaborar integrando la diversidad. Colaborar en vez de competir para lograr lo que de forma individual es imposible. Colaborar disfrutando, con risas, sin jerarquías. Colaborar respetando diferencias y arrimando el hombro. Colaborar con gente que te gusta y que te da buena energía.

 

CONFIAR en ti mismo, en tus capacidades y en tu enorme fuerza interior, en que siempre sabes mucho más de lo que crees saber. Confiar en los demás, en la gente que conoces y en los que son totalmente extraños. Confiar en la honradez, en la integridad, en el desinterés, en la bondad, en la decencia. Confiar en que llegarás a buen puerto sin descuidar el camino. 

 

PREPARARSE para lo bueno y también para lo inesperado. Preparar contingencias pero sin que nos paralice el miedo del por si acaso. Prepararse para cuestionar y cuestionarse, no dar las cosas por sentado, entender que siempre hay más de una vía y que a veces hay que bifurcarse, dar un volantazo o cruzar campo a través. Prepararse porque hoy todo es incierto, convulso, complejo. Prepararse para alcanzar tu gran sueño, hacer pequeños cambios, conseguir que suceda.

 

AGRADECER lo que la vida nos da, que siempre es mucho más de lo que nos quita. Agradecer haber podido conocer a tantas personas interesantes, valiosas, divertidas, sabias, independientes de espíritu, luchadoras, generosas. Agradecer a los que ya no están, a los que recién se fueron y a todos los nos dejaron una huella imborrable, por haber tenido la suerte de conocerlos y de formar parte de su vida. Agradecer a los que te ayudan, te guían, te aconsejan o entrenan. Agradecer tus dones que te hacen único y te permiten nadar con la corriente de la vida. Agradecer las oportunidades y que estrenamos año y que podemos llenarlo de cosas bonitas. Agradecer siempre.

 

¡Feliz 2015! Gracias por estar en mi vida.

Etiquetas

Comentarios

1 |
Preciosas palabras para este fin de año! Gracias a ti Irene por tus reflexiones que me llenan hoy de energía para empezar mejor este nuevo 2015...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA de imagen
Escribe los caracteres de la imagen.