Hacerlo bien a la primera

 

Recuerdo que hace ya bastantes años me sorprendió que una conocida consultora de branding internacional declarara que su mercado no era tanto el de la creación de marcas sino el de la reinvención, como si el branding no se encargara precisamente de las fases iniciales de los proyectos o como si uno no se pudiera inventar bien a la primera.

Lo esencial no está a la vista

 

Aunque la principal ventaja del desarrollo de una marca de retail es que podemos concentrar nuestros esfuerzos en un espacio físico o virtual acotado, lo esencial no está a la vista. Para convertir una tienda en una marca necesitamos primero una gran idea. Que se pueda expresar de la forma clara y distinta, que diría Descartes. Que sea una brújula para lograr una imagen sólida y atractiva . Que nos inspire. Que merezca la pena hacerla realidad día a día.

Demorarse en la perplejidad

Dice Xavier Rubert de Ventós en su libro Por qué Filosofía que “hacer filosofía requiere ser lo bastante ingenuo o valiente como para reconocer que no vemos las cosas claras”.