Lo esencial no está a la vista

 

Aunque la principal ventaja del desarrollo de una marca de retail es que podemos concentrar nuestros esfuerzos en un espacio físico o virtual acotado, lo esencial no está a la vista. Para convertir una tienda en una marca necesitamos primero una gran idea. Que se pueda expresar de la forma clara y distinta, que diría Descartes. Que sea una brújula para lograr una imagen sólida y atractiva . Que nos inspire. Que merezca la pena hacerla realidad día a día.

En el marasmo comunicativo actual si queremos dejar huella, sólo cabe la posibilidad de destacar. Influir en el comportamiento de compra, seducir a nuestro consumidor. Y la seducción es un arte complejo y a veces maquiavélico. Robert Greene en su libro “El Arte de la Seducción” explora con mucha sabiduría el proceso y aconseja también a las empresas cómo hacerlo. Busca un imán emocional y planifica cuidadosamente los detalles, nos dice.

Una vez que sabemos cómo queremos destacar, utilicemos todos los recursos a nuestro alcance para lograrlo: el rótulo y la señalización interior, la fachada, el escaparate, la distribución interior del espacio, el packaging, el visual merchandising, el orden, la limpieza, el color, la funcionalidad, la estética, la luz, la temperatura, la música, el olor, la tecnología y por supuesto las palabras, las miradas, las sonrisas, las vibraciones de las personas…Y no olvidemos todo el refuerzo necesario en el mundo on-line: la página web, la conversación e interactividad con el cliente, el marketing en redes sociales.

Si la experiencia en su globalidad es positiva, ganaremos la preferencia del cliente y si le sorprende porque es innovadora y hecha a su medida, se convertirá en nuestro agente de ventas de forma voluntaria y gratuita. Porque la marca adquiere hoy un nuevo valor, el de merecer ser compartida y difundida. Y además, en tiempo real. 

Etiquetas

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA de imagen
Escribe los caracteres de la imagen.