Las 10 claves del branding interno

 

Estamos viviendo profundos procesos de transformación y reinvención en las empresas. Si bien muchas marcas desaparecen, otras nuevas nacen de fusiones, integraciones, reestructuraciones. Asistimos a profundos cambios de mercado, clientes más exigentes, competencia despiadada, sueldos a la baja, despidos, terceirización. Los cambios son dolorosos: la gente sufre con ellos, ponen a prueba nuestra identidad y actitudes. Se multiplican los los entornos inciertos, confusos e inestables, que en ocasiones se unen a dinámicas relacionales que generan entornos de infelicidad.

En un mundo incierto, la marca debe brillar como un faro. Simboliza la visión, los valores y la personalidad de la empresa. Nos ancla a significados centrales que dan sentido y dirección a nuestro trabajo diario.

Por ello debe ayudar a:

  • . Vencer el escepticismo, la desconfianza, la resignación, la inseguridad, la arrogancia, la ansiedad.
  • . Crear espacios  de conversación, expresión y participación, generar ilusión por un nuevo proyecto.
  • . Trabajar con las personas como individuos y también como grupo. Establecer un punto de encuentro, de consenso.

Interiorizar la visión, los valores y la nueva personalidad de la marca es básico porque si los individuos de la organización no se lo creen, ¿quién se lo va a creer?.

Pero ¿cómo diagnosticamos la salud interna de nuestra marca?, ¿en qué nos tenemos que fijar?

1. COMUNICACIÓN INTERNA.

Es un requisito preliminar. No puede haber compromiso con la marca si primero no se ha comunicado bien internamente que queremos asociar a nuestro nombre. Se necesita abrir una vía de comunicación y conversación permanente con todos, transparente y con un adecuado nivel de respuesta.

2. SENTIDO DE LA TAREA. 

Nada crea más compromiso con la marca que sentir que tu tarea diaria, por pequeña e insignificante que la percibas, tiene sentido en la globalidad. No es lo mismo poner una piedra para construir una catedral que no saber para qué estás poniendo la piedra.

3. VALORES COMPARTIDOS 

Sentir que se está en el sitio adecuado, porque los valores que la marca encapsula son también nuestros valores, es quizás el elemento crucial. Las marcas con una gestión avanzada, tienen este aspecto muy en cuenta a la hora de reclutar personas para la compañía. Los valores compartidos además son el cemento invisible que nos hace sentirnos a todos del mismo barco.

4. PERTENENCIA AL GRUPO 

Es un efecto secundario y muy deseable para la empresa que gestiona bien su marca. Cuando el orgullo de pertenencia es sinónimo de orgullo personal, el nivel de compromiso con la marca es muy alto.

5. CUIDADO POR LA ESTÉTICA 

Somos animales visuales y un estilo visual cuidado coherente con el diseño de la marca en los lugares de trabajo incrementa notablemente el nivel de compromiso. Es difícil sentirse identificado con una empresa que no cuida su estética interna.

6. EXPERIENCIA COHERENTE 

La experiencia de marca se construye a través de todos los puntos de contacto que la empresa establece con todos sus públicos de interés. Podría ser la suma de todo. En la medida en que haya una coherencia en todos los canales por los cuales la empresa transmite su mensaje, el nivel de compromiso será mayor. Por ejemplo, es difícil creerse el valor simplicidad si mi proceso de trabajo es muy complicado.

7. RESPETO Y EMPATÍA 

El reconocimiento de los logros de cada uno y de su propia individualidad, contexto vital y circunstancias personales; el que la empresa sea capaz de respetarme y ponerse en mi lugar, conseguirá un nivel de reciprocidad y esfuerzo extra cuando se necesite.

8. LIDERAZGO EJEMPLAR 

El primer valedor de la marca es el máximo directivo de la compañía. Si vive la camiseta con pasión, este espíritu se transmitirá al resto de la organización. Y es difícil creerse al directivo que afirma públicamente que la marca es el principal activo de la compañía si luego no lo demuestra con sus decisiones diarias.

9. DESARROLLO PERSONAL 

Otro poderoso acicate para el compromiso con la marca es crecer como persona. La mejora personal es un poderoso motivador humano. Aprender nuevas habilidades o herramientas para que la marca crezca, hará sentir al empleado más útil, feliz y realizado. 

10. INTEGRIDAD  CONSISTENTE 

La integridad está relacionada con la rectitud en la tarea diaria y el cumplimiento de promesas. Es una palabra que de tanto usarla ha perdido su fuerza inicial pero puede considerarse como el valor por excelencia. Si el empleado comprueba que la empresa de una forma consistente es íntegra en todo lo que dice, hace o muestra, el también será íntegro y se logrará un mayor nivel de identificación con la marca.

Etiquetas

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA de imagen
Escribe los caracteres de la imagen.